Medida de la viscosidad de una resina poliéster

Copa Ford - GlobalComposites.es

Medida de la viscosidad de una resina poliéster

La viscosidad es uno de los parámetros que más interesa conocer en una resina, porque caso de trabajar laminados o estratificados, afecta de una manera directa a la impregnación del refuerzo.

La viscosidad es función principalmente del grado de condensación y por lo tanto, de la longitud de la cadena polimérica y en consecuencia, del peso molecular. Influye también en la viscosidad, la cantidad de estireno o monómero diluyente que contiene la resina.

Físicamente, la viscosidad es la resistencia al flujo que se presenta en el seno de un material.

Hay varios procedimientos aplicados en el transcurso de los tiempos para medir la viscosidad.

Procedimientos para medir la viscosidad

Unos se basan en la viscosidad dinámica, caso del viscosímetro Brookfield. Se funda en la torsión por la cual se mide el par resistente en un rotor, móvil, que gira a una velocidad determinada y constante en el producto, resina en nuestro caso, cuya viscosidad queremos medir.

La velocidad de rotación es dada y el resultado se expresa en  mPa.s  o su equivalente centipoises.

Como vemos, el fluido no se desplaza. Lo hace el mecanismo.

Se ha utilizado también el viscosímetro Drage, en el que se mide el tiempo que tarda una bola pequeña de acero en recorrer un trayecto marcado, aforado, de un tubo de vidrio determinado.

Ya en 1.937, la British Standard Method, determinaba la viscosidad de resinas utilizando el método del tubo de vidrio con resina y la bola de acero en su interior.

Otro viscosímetro utilizado fue el de Contraves, que consta de varios juegos de recipientes cilíndricos y sus correspondientes piezas giratorias sumergidas, cuya resistencia al giro nos da la viscosidad.

Un fluido con alta viscosidad, resiste el movimiento que recibe, mientras que un fluido con baja viscosidad, fluye fácilmente.

Una sustancia si se enfría, se hace más viscosa y viceversa, si se calienta, disminuye su viscosidad.

De ahí la importancia que tiene medir la viscosidad, no solo a la misma temperatura de taller, sino de la resina. Si fuera necesario, se atempera la resina, so pena de no ser equiparables las mediciones

Recordemos que las resinas, como polímeros que son, son líquidos NO Newtonianos, en los que la viscosidad se ve afectada por factores distintos a la temperatura.

La Copa Ford

Finalmente ha acabado por generalizarse un procedimiento sencillo, portátil, económico, para medir la viscosidad : La Copa Ford.

Se trata de una pequeña copa de acero, cónica, aforada, tipo embudo, que dispone de un agujero de salida en su parte inferior. Se tapa la salida, se llena hasta rebosar, sin miedo a equivocarse, puesto que con una simple regla pasada por el perímetro – borde superior, queda enrasada.

Copa Ford - GlobalComposites.es

Se quita el tapón inferior y se aprieta el cronómetro, hasta que el fino hilo de resina que cae, se interrumpe. El tiempo registrado nos da un valor, que será nuestro patrón comparativo.No hay poises. Hay segundos. Es una prueba comparativa, de referencia. No olvidar trabajar siempre a la misma temperatura, tanto  en el cuarto de ensayos como  con la resina.