Avda. Pintor Xavier, 5 Entlo N - ALICANTE
Resinas Novolac - Global Composites

¿Por qué las resinas Vinilester son resistentes a la corrosión?

Una de las principales características de las resinas Epoxy – Vinilester es el hecho de disponer  los dobles enlaces en los extremos de la cadena polimérica, contrariamente a lo que ocurre con las resinas Poliester,  en los que los dobles enlaces, se reparten a lo largo de la cadena polimérica.
Esto provoca que en la reacción catalítica de la resina Vinilester, los dobles enlaces se activan y saturan más fácilmente. Por el contrario, en el caso de las resinas Poliester, un número importante de estos dobles enlaces, no lleguen a saturarse y sean susceptibles de un ataque químico, cuando se expongan a productos químicos agresivos.
El ataque químico de las resinas se debe principalmente a la hidrólisis de los grupos "ester" y también, al ataque sobre los dobles enlaces, por acciones tales como la oxidación y la halogenación.
En las cadenas de las resinas Poliester  en base fumárica e isoftálica, los dobles enlaces se sitúan a todo lo largo de la cadena polimérica, lo que hace que estos enlaces sean susceptibles de ser atacados por la hidrólisis. Además de esto, muchos de sus dobles enlaces, no reaccionan durante la polimerización. Esto supone que son muy vulnerables a un ataque químico causado por oxidación o por halogenación. Por el contrario, en las resinas Vinilester, dado que sus dobles enlaces se sitúan en los extremos de la cadena polimérica, reaccionan completamente durante la reacción de polimerización, lo que se traduce en que se obtenga una estructura químicamente resistente
Lo expuesto explica los motivos por los cuales las resinas Vinilester, son menos susceptibles a los efectos del agua, cuando se emplean  peróxidos como el Peróxido de Benzoilo. Cuando las resinas Poliester que contienen agua, se polimerizan con catalizadores solubles en solventes orgánicos, el agua es absorbida a lo largo de la cadena polimérica, lo que afecta seriamente a las resinas conocidas como resinas endurecidas. Por el contrario, en el caso de las resinas Vinilester, esta absorción no se produce y el endurecimiento no se altera por la presencia de agua.
Vinilester
Es necesario señalar también, que la presencia de agua, no es recomendable en la reacción catalítica, por lo que se recomienda, que el agua incorporada en los diferentes productos que intervienen en la reacción, sea la menor posible.
Los dobles enlaces de la cadena de una resina Vinilester, colocados en sus extremos, son muy activos, lo que se traduce en un rápido endurecimiento. Esto explica que la cadena molecular resista mejor los impactos térmicos y mecánicos, contrariamente a lo que sucede en la resina Poliester, donde la saturación tiene lugar a lo largo de la cadena polimérica.
Un aspecto muy importante a tener en cuenta antes de que entremos en la catálisis, es la correcta proporción entre Catalizador o Peróxido  y Activador o Acelerador.
Dado que la función del Activador es la de activar al Peróxido, liberando los oxígenos necesarios en la reacción, una relación o proporción inapropiada entre Peróxido y Acelerador, provocará un endurecimiento incompleto, incluso si la apariencia del composite  formado es normal.
Un sistema catalitico típico es el de Peróxido de MEK (metil – etil – cetona) con Octoato de Cobalto como promotor  y  Dimetilanilina como Acelerador.
Los peróxidos de MEK  disponibles en el comercio, contienen cantidades variables entre  8 / 11 % de oxígeno activo.  El octoato de cobalto está disponible en el comercio bajo forma de solución al 1,6  y  10 %.  Pensemos pues que una solución al 10 %, introduce menos diluyente en la reacción con la resina, mientras que una solución al  1%, provoca menos errores  en el mezclado.
Vinilester